Amor en estado puro

A muchos nos encantaría trabajar de diseñadores de videojuegos en un futuro. En mi caso todo empezó sin saber muy bien todo el curro que hay detrás y la de esfuerzo y recursos que se invierten en ello, pero sigue siendo mi sueño. Sin embargo, y pese a lo abrumador que es todo, el gusanillo siempre crece cuando descubres algo que no creías posible hacer o al menos que no se haría de esa forma. Aún recuerdo cuando me contaron que en muchos juegos las sombras de los personajes son realmente una matriz que se va actualizando todo el rato, y es una chorrada que tiene todo el sentido del mundo pero que me voló por completo la cabeza. Como en todo, se aprecia de una forma distinta el trabajo que alguien hace cuando descubres esos pequeños secretos, porque ya no solo se trata de disfrutar del juego sino de darle vueltas a cómo habrán hecho una cosa u otra, y esa curiosidad también le vino a Samuel Villarreal.

Nightdive anunció hace una semana el remaster de Blade Runner

Posiblemente no os suene su nombre, pero sí el equipo con el que trabaja: Nightdive Studios. Son los responsables de muchas remasterizaciones y ports modernos de juegos bastante antiguos o de los que se les había perdido por completo la pista, como es el caso de System Shock, Forsaken, Turok y ahora Doom 64. Esta gente empieza a tirar de los hilos hasta encontrar quien posee las licencias de esos juegos perdidos para pedirles permiso y hacer un remaster o comprar los derechos de los juegos. Si he querido recalcar a Samuel, es porque es el responsable del KEX Engine, el motor usado en Nightdive centrado en shooters en primera persona y que además utilizan muchos de sus juegos, y que Samuel creó simplemente como un proyecto para aprender más y dar una herramienta a modders y creadores indie, y como podéis ver, la cosa se le fue de las manos.

Y es que estuvo trabajando en Doom 64 TC y fue el diseñador de Doom 64 EX, dos ports del original para PC, el primero recreando el juego y añadiendo cosas nuevas y el segundo haciendo uso del juego original para crear una WAD jugable en su propio motor. He podido jugar al relanzamiento que ha acompañado a Doom Eternal y obviamente el hecho de que hayan pasado tantos años ha influido en el resultado. Algunas opciones están limitadas, como que ya no se puede mirar hacia todos lados y se mantiene la cámara en giro horizontal de los juegos originales, pero el modo de renderizado, por ejemplo, ya es distinto y mucho más fiel al juego de Nintendo 64. Incluso se ha necesitado hacer ingeniera inversa en algunos puntos para saber cómo el juego trataba a las distintas texturas. El juego está de forma individual por 5 euros y cuenta con un episodio completamente nuevo.

Qué ganas le tengo al remake de System Shock

Muchas veces no nos atrevemos a probar cosas nuevas o simplemente nos da mucha pereza hacerlo. No todo el mundo tiene las mismas oportunidades ni mucho menos, pero la curiosidad siempre nos acaba motivando, para bien o para mal. Que un estudio como Nightdive exista es una proeza digna de elogio y reconocimiento, cuyo trabajo quizá se vea solapado por el lanzamiento de Doom Eternal, pero para los que nos conocemos la saga es todo un regalo. Además, es considerado el mejor juego de los clásicos, y me alegra que mucha más gente vaya a conocerlo gracias a esto. Lo que se ha hecho no es nada fácil y merece mucho la pena, así que si os habéis ventilado ya Eternal y Animal Crossing no os llama la atención echad un vistazo a esta maravilla, que las ansias asesinas hacia los demonios nunca se pierden.

1+