La línea fina que separa la inspiración del plagio

El lanzamiento oficial de Cyberpunk 2077, tras varias prórrogas, está a la vuelta de la esquina. Claro, si el mismo no se vuelve a posponer una vez más por el propio equipo de CD Projekt RED. Lo nuevo de los RED’s, como ya sabemos, es un RPG futurista en primera persona de mundo abierto y con elementos de shooter, perfil que cumplen bastantes títulos si hacemos un viaje retrospectivo (véase Mass Effect). Sin embargo, creo que es – o al menos debe ser – algo normal que diferentes lanzamientos puedan parecerse en diferentes aspectos a otros. Sistemas de habilidades, estilo de conducción, sistemas de mazmorras, etc… Las obras del entretenimiento digital más extendido entre la sociedad, es un mundo a parte.

Los tráilers y gameplays publicados en la red apuntan a que Cyberpunk 2077 claramente se inspiró en cierto modo en la saga Grand Theft Auto. ¿Y quién NO iba a hacerlo en una producción de tal magnitud? Cuando es una de las series de videojuegos más exitosas del mundo gracias a todo lo que ofrece. Aunque la barrera entre ‘copiar’ e ‘inspirarse’ sea muy fina, hay que saber diferenciarla. En este caso, nos topamos con un sistema gráfico; un indicador del grado de búsqueda que la policía está efectuando sobre nosotros. Un sistema que parece prácticamente idéntico al de los lanzamientos de Rockstar.

Parece que dicho sistema funciona de la misma forma que a la hora de delinquir en las grandes ciudades de la saga Grand Theft Auto. Cuantas más gamberradas cometamos, mayor presión ejercerá la ley sobre nosotros. De esta forma se puede conseguir un total de cinco (o seis) estrellas siendo la quinta o sexta – la más problemática. Es posible que ese aspecto se modifique de alguna forma. Aunque por otra parte tampoco le queda demasiado tiempo al estudio para efectuar cambios notables ya que esto concluiría en ‘pedir’ aún más tiempo de los que han reservado o esperan el título. Sea como sea, creo que ese elemento, aunque se atribuya a la franquicia con mayor número de ventas de Rockstar, es un recurso del cual nadie debería apropiarse. Es algo que enriquece las obras y es sumamente intuitivo de cara al consumidor. Sin embargo, se debe tener en cuenta que siempre habrá un ‘líder’ y un ‘seguidor’. Y aunque en este caso se trate del liderazgo de Grand Theft Auto eso no significa que ahora tendremos que echárselo en cara a la producción de los RED’s.

copia

“El fenómeno”

Si existe un juego con monstruítos que podamos capturar y en el que visitemos gimnasios como parte de nuestra progresión, con permiso de TemTem, a buen seguro será un Pokémon. Si es un RPG basado en los combates de alta dificultad y aprendizaje de patrones, se comparará inevitablemente con la saga Souls. En cambio, si es un shooter donde podemos reventar paredes para crear coberturas dinámicamente, se tratará de un Battlefield… Creo que estamos en una época en la industria en la que los recursos de este tipo, deberían ser una herramienta para enriquecer los diferentes títulos. Pero jamás deberían suponer motivos para menospreciar el esfuerzo puesto en el trabajo que ofrecen los diferentes desarrolladores. Ojo, mi intención no es defender ni atacar ninguna opinión, sino hacer ver que el mundo de los videojuegos se disfruta mucho más con una mente más abierta.

Sin embargo se debe tener en cuenta la barrera anteriormente mencionada. Pues aunque a veces las intenciones sean buenas, al final todo el mundo apuntará con el dedo acusando de un claro plagio. Pero como bien se sabe, ese tipo de acusaciones suelen llegar en muchas ocasiones debido a la subjetividad del consumidor o por el mero hecho de ceñirse a lo que diga la gran mayoría.

1+