El shooter de Valve contará con un nuevo modo similar a PUBG, según los últimos rumores

PlayerUnknown’s Battlegrounds es el juego de moda, y, sin lugar a dudas, ha sido uno de los títulos revelación de este año 2017. De hecho, el fenómeno desencadenado por la apuesta battle royale de Bluehole fue tal que la propuesta estuvo nominada en The Game Awards al premio al Mejor Juego del Año, que se dice pronto, además de conseguir revitalizar un subgénero prácticamente extinto, cuyo planteamiento se basa, en pocas palabras, en brindar un enorme y vasto mapeado a decenas de jugadores para que, con los medios que se encuentran esparcidos por el mismo, se den de leches hasta que solo quede uno.

Pero como ocurre tanto dentro como fuera de esta industria, el hecho de que algo tenga éxito es sinónimo de envidia. Una envidia que, colateralmente, acaba produciendo que diferentes empresas se aventuren a probar suerte lanzando su particular versión del éxito. Si echamos la vista atrás, podemos darnos cuenta de cómo hace unos cuantos meses ocurrió algo similar con Overwatch, cuya fórmula se vió reproducida por un notable Paladins por parte de Hi-Rez Studios (padres de Smite), así como por propuestas algo más ofensivas como el clon chino Hero Mission.

Lo que ha sido una auténtica sorpresa, sin embargo, ha sido descubrir gracias a una reciente filtración por parte de Valve News Network cómo la susodicha desarrolladora, creadora de sagas como Half-Life o Left 4 Dead, parece estar trabajando en una vertiente de corte battle royale para su archiconocido shooter multijugador competitivo en primera persona Counter Strike: Global Offensive. La investigación, que podéis descubrir más detalladamente en el vídeo que os dejamos bajo estas líneas, se dedica a examinar las últimas actualizaciones que ha sumado la entrega, que parecen incluir referencias a elementos propios de esta vertiente ‘Survival Mode’, así como a un nuevo mapa inspirado en una isla y a nuevo armamento, como arcos compuestos, drones e incluso paracaídas y visores nocturnos.


Corrompiendo la esencia del clásico

De confirmarse este rumor (que de momento no deja de ser nada más que eso, una especulación), está claro que Valve no habría sido la primera empresa encopiar la fórmula, y en intentar apropiarse de su correspondiente parte de la gallina de los huevos de oro. Puede que la versión más conocida – quizás la más descarada – sea la de Fornite: Battle Royale, pero ni los encargados de Grand Theft Auto Online ni los de Dying Light están libres de pecado, pues ambos servicios incluyeron o incluirán en un futuro cercano una variante de este modo de juego.

No obstante, está claro que la propuesta más diferente, madura y hermética de las citadas es CS: GO, y por ello una gran parte de la comunidad, lejos de tomarse la noticia de una forma optimista, se ha alterado de sobremanera, asegurando que esta inclusión corrompería la esencia del juego. Y lo peor es que tienen razón. Desde su concepción como un mero mod, Counter Strike siempre ha sido sinónimo de diversión instantánea, y los modders siempre han experimentado incluyendo alocados modos a la propuesta, como el mítico surf. Pero Valve siempre se ha mantenido rígida a la hora de oficializar estas ideas, ya que la filosofía de CS: GO reside en conocer hasta el más mínimo milímetro del mapeado, en la precisión más absoluta y en la cooperación del pelotón; conceptos que chocan drásticamente con el enfoque arcade y abierto de PUBG.

Como decimos siempre, los números mandan, cada uno mira por su bolsillo, y no podemos hacer nada ante dicha situación más allá de cumplir, dentro de lo que está en nuestra mano, el discurso de votar con la cartera. Pero aun así, estoy seguro de que, de llevarse a cabo, la vertiente battle royale de Counter Strike: Global Offensive será un grandísimo añadido, muy disfrutable. Porque en Valve saben hacer buenos juegos, pero, precisamente por ello, quizás deberían replantearse un poco la situación y desarrollar un competidor digno en lugar de corromper, o al menos alterar gravemente, la esencia de uno de los padres de los eSports, y uno de sus juegos más míticos hasta la fecha. Cruzaremos los dedos.

1+