Tendría algún componente de condución

Blizzard, a través de una oferta de trabajo publicada en su página web, está buscando trabajadores con experiencia en juegos con vehículos para un juego en primera persona que estaría aún por anunciar. Con estos datos, parece improbable que pertenezca a una de sus sagas tradicionales (Warcraft, Starcraft o Diablo), por lo que todo apunta a que estaríamos ante una nueva licencia por parte de la compañía.

¿Qué cabe esperar de esta posible nueva licencia?

Entre los planes que se han rumoreado por parte de la compañía, más allá de las expansiones de World of Warcraft o Diablo III (incluso una posible cuarta entrega), se ha hablado de remasterizaciones de títulos como Warcraft III o Diablo II, además de versiones móviles de sus títulos clásicos, por lo que este puesto de empleo no encajaría bien en ninguno de dichas ideas, y por lo tanto nos lleve a pensar en una nueva licencia.

Si analizamos un poco más el anuncio, no vemos muchos más detalles que puedan dar pistas acerca del género del juego, por lo que poco podemos sacar de ahí. Sin embargo, si que podemos esperar que, como todo título que sale de Blizzard, esté muy cuidado a nivel jugable y de interfaz. Esto quiere decir que, aunque no necesariamente sea un juego basado en la conducción, es parte será satisfactoria para el jugador (ya que si contratan a alguien con experiencia en este ámbito, es por algo, tampoco puede tomarse como un farol, siendo una oferta de trabajo).

Blizzard suele medir muy bien los tiempos

El hecho de que la compañía haya publicado esta oferta de trabajo no implica un anuncio a corto plazo, ni mucho menos que dicho juego vaya a salir. Overwatch, sin ir más lejos, es el resultado de reciclar conceptos originalmente destinados al proyecto que iba a ser el sucesor de World Of Warcraft, llamado Project Titan, que nunca llegó a tener su presentación al público como tal.

Blizzard-Project-Titan

Por esto, no conviene empezar a especular acerca de este nuevo título, sino esperar a que la compañía tenga a bien dar luz verde al proyecto. Con Overwatch como último ejemplo, sabemos que la empresa no dejará mucho tiempo desde un hipotético anuncio hasta la salida del juego.

1+