La delgada línea entre optimizar recursos y ser un tacaño

El pasado 2018 no fue un mal año para Activision Blizzard. Nada más lejos de la realidad, pues en la recta final del año pudimos ver con nuestros propios ojos a Destiny 2 resurgir de sus cenizas cual renegado, a Call of Duty: Black Ops 4 mantener su corona como rey absoluto del shooter online (reinventándose con un modo battle royale que actualmente se encuentra disponible de manera gratuita y que, en líneas generales, les ha funcionado más bien que mal) y a un Spyro que, a través de su Reignited Trilogy, supo devolver a la infancia a miles de jugadores, que quedaron completamente encandilados con el rediseño visual de las propuestas. De hecho, fue un año encomiable en términos económicos, pues se llegaron a registrar beneficios récord, lo que por otra parte no les eximió de echar a la calle a cientos de sus trabajadores – de manera masiva e injustificada – con tal de reunir y focalizar sus ganancias brutas.

Pese a que gran parte de los portales de la prensa especializada se hicieron cierto eco de la noticia – alejándose de ese prejuicio increpador del que usualmente hacen gala por únicamente ubicar anuncios en sus portadas -, era una noticia que, a todas luces, no nos afectaba de manera directa. Sí, era una buena razón para boicotear y castigar a una empresa que claramente no sabía tratar con mimo a la gente que la había ayudado a posicionarse tan cerca del cielo, pero no dejaba de ser una incorrecta gestión de recursos que, de haber salido a la luz de otra forma, habríamos pasado completamente desapercibida.

Títulos digitales retirados por Activision en el último año

  • Angry Birds Star Wars
  • Chivalry Medieval Warfare
  • Deadpool
  • Ghostbusters
  • Marvel Ultimate Alliance
  • Marvel Ultimate Alliance 2
  • Teenage Mutant Ninja Turtles Mutants in Manhattan

Por desgracia para Activision, no ocurre lo mismo cuando toca poner los maletines al servicio del usuario, y se le acaba dando directamente al mismo un trato tan explícito como incorrecto, despojándolo de su derecho a hacerse con ciertas entregas y prácticamente obligándolo a pasar por el aro de la distribución física (usualmente, de segunda mano) con tal de disfrutar de una muy determinada entrega.

Esta mañana nos despertábamos con la noticia de que la empresa americana había eliminado hasta catorce videojuegos diferentes de las tiendas digitales de consola y PC – entre ellas, Deadpool, Marvel Ultimate Alliance, Teenage Mutant Ninja Turtles: Mutants in Manhattan o Tony Hawk’s Pro Skater 5 -. No es la primera vez que ocurre algo del estilo (descansa en paz, Spidey), pero juraría que sí es la primera vez que incumbe a tantas propuestas y a tantos sistemas diferentes, lo cual resulta en un movimiento, cuanto menos, llamativo, así como en un movimiento de clara causa, residente esta en el hecho de no querer (o poder, aunque no parece que sea el caso) renovar las licencias de las franquicias implicadas, o bien de alguno de los productos no originales que aparecen y/o configuran alguno de los aspectos audiovisuales de las mismas.

Transformers Devastation

  • Teenage Mutant Ninja Turtles Mutants in Manhattan
  • The Amazing Spiderman 2
  • The Legend of Korra
  • Tony Hawk’s Pro Skater 5
  • Transformers Devastation
  • Transformers Fall of Cybertron
  • Transformers Rise of the Dark Spark
  • White Night

Los derechos de explotación comercial de una marca como Marvel no deben de estar a precio de saldo. Soy consciente de ello. Pero, ¿acaso resulta mínimamente demencial el hecho de renovar esos acuerdos y contratos – de hasta cinco años de duración – que tanto te han aportado como empresa, y por los que probablemente volverás a pagar gustosamente durante los meses venideros?  ¿Acaso no puedes, por mero respeto propio, mantener con vida esos proyectos en los que tanto has trabajado e invertido durante más de dos años? Y, lo que es más importante, ¿acaso no puedes avisar con al menos unos días de antelación a toda esa comunidad que, quizás con tu nombre en la cabeza pero con la cartera en el bolsillo, habrían pasado por caja de buena manera de haber sabido con algo de tiempo la retirada de estas propuestas?

En este sentido, recuerdo cómo precisamente el pasado domingo los compañeros de Eurogamer Spain trataban el tema con cierto tino en su archiconocido Like & Dislike, tras el anuncio por parte de Sony del cese de la venta de DriveClub. No obstante, esta retirada, fechada para las próximas semanas, se realizará tras haber gozado de su respectivo aviso, y tras ella se brindará a la comunidad un tiempo extra para disfrutar de todas las posibilidades de su vertiente en linea, aun tratandose de un titulo mucho más viejo que la mayoría de los citados -.

El dilema sobre la longitud y la calidad de la vida de un título así, y sobre si, pese a lo dicho, sigue siendo pronto para acabar de raíz con un triple A, siempre estará ahí, pero en lo que respecta al modo de proceder, creo que, como usuarios, deberíamos de ser capaces de discernir nuestra preferencia, encontrándonos ante dos modus operandis plenamente incomparables. Porque en ocasiones no importa tanto el qué, sino el cómo, y porque, en lo que respecta a nuestra mayor pasión, jamás existirá un sabor tan amargo como el de no poder disfrutar más de tu videojuego favorito.

2+