La empresa nipona quiere estar a un paso por delante de las demás

Desde siempre, la seguridad fue algo necesario y deseado por muchos. A lo largo de los tiempos, las personas necesitaban seguridad a la hora de comerciar, a la hora de apostar su dinero o inclusive siendo famosos y necesitando escolta; querían algo que les garantizase seguridad de la integridad física propia o de otros bienes. Sin embargo los tiempos cambian y con ellos, cambia la perspectiva y las necesidades de los humanos. Con la aparición de dispositivos electrónicos inteligentes como un ordenador y/o una conexión a internet – la vida se hizo bastante más sencilla. Hoy en día pilas y pilas de papeles, se pueden depositar en un disco duro que cabe perfectamente en un bolsillo. No obstante, viejas tecnologías viejos ladrones o tramposos, nuevas tecnologías: nuevas formas de escaquearse de la vía legal.

PunkBuster fue creado por Tony Ray, después de que algunos tramposos le amargaran sus partidas en Team Fortress Classic.

Hoy en día, en un mundo donde me atrevería a decir, el 60% del ocio es electrónico y solo un 25% de este es presencial; las personas siguen siendo personas y siempre querrán conseguir algo a toda costa. Una victoria, información confidencial o personal, incluso dinero que como es de obviar no les corresponde – sea lo que sea, desearán conseguirlo aunque sea quebrantando un sistema de seguridad u otra técnica de protección. Por eso mismo existen programas que protegen nuestros sistemas personales de virus, hackers, etc.

En el mundo de los videojuegos, para que nuestra honesta experiencia no sea mermada por tramposos en un título multijugador, por ejemplo – también existen sistemas que protegen la integridad de las partidas. NProtect GameGuard, Valve Anti-Cheat System (VAC) o en su momento el tan utilizado PunkBuster – son ejemplos de software orientado a preservar la experiencia, protegiendo los juegos de tramposos u otro tipo de maleantes cibernéticos.


Distintos paises, varias maneras y un solo propósito

Coreanos, estadounidenses y ahora los japoneses se suman a los sistemas anti-cheat aplicados en los videojuegos. Resulta que en Minato, Japón, la plantilla de Sony no para de investigar y programar. Con eso quiero decir que los usuarios de consolas ya no tendrán (o al menos no deberían) preocuparse tanto por los tramposos en sus hazañas contra otros jugadores; pues Sony está preparando un sistema antitrampas que nos protegerá de amenazas de tal tipo. PlayStation 5 está a la vuelta de la esquina y con el cacharro debe aparecer algo que lo diferencie de las demás consolas. Lo más importante es que sea algo que nos haga notar esa diferencia.

Aunque la “cultura del cheat” es más reconocida en sistemas más abiertos como bien podría ser un PC, aunque sea menos, en las consolas también se hace notar. Los japoneses han patentado una solución a los problemas que nos hacen las partidas imposibles acabando por coger incluso asco a ciertos títulos a causa de tramposos. El sistema nipón se basa en una supervisión constante y en bucle de la consola en busca de comportamientos potencialmente peligrosos. Con lo cual, dependiendo de los datos recogidos anteriormente y del caso individual, el sistema decide si dejar al jugador o remover sus datos de la partida.

Sea como sea la iniciativa que Sony tomó en contra de las trampas, todavía tendremos que esperar para saberlo con exactitud. No olvidemos que el lanzamiento de la consola está previsto para el otoño del año 2020. Por ahora solo debemos esperar y preparar el desembolso de unos 400 euros, si las previsiones no se equivocan.

1+