Google hace de Chrome la herramienta definitiva para dar el paso al juego en la nube

Durante estos últimos años, desde luego, no nos han faltado excusas para dar el paso a la que inevitablemente es la auténtica ‘nueva generación’; a ese modelo de juego etéreo e impalpable, del que fácilmente se puede disfrutar sin contar con una consola en casa. PlayStation Now, por ejemplo, nos ha invitado a disfrutar de la retrocompatibilidad sin la necesidad de haber adquirido el catálogo previamente en formato físico o digital, mientras que otras plataformas como Gameflly, OnLive o Nvidia Grid han tratado de ofrecer a los usuarios de PC y smartphone una experiencia de juego similar a la que podría tener un jugador de Xbox One X, ampliando su catálogo a la generación actual. No obstante, sin importar lo bien o mal que lo hubiesen hecho los estudios responsables, siempre ha rodeado al juego en streaming un aura no demasiado llamativa de misterio, amaños y apocrifidad que no le ha ayudado a despegar, y que, de hecho, pedía a voces la implementación de una herramienta tan poderosa y accesible como la que hoy tenemos entre manos.

Tal y como pudimos leer hace cuestión de horas en portales como Kotaku, Google presentó recientemente Project Stream (antes conocido como Project Yeti), un ambicioso plan con el que pretenden hacer de su plataforma Chrome un servicio idílico de juego en la nube. A través de un entramado de servidores de gran potencia, la compañía de Mountain View parece querer competir, así, con consolas como PS4 y Xbox One, brindando al usuario una experiencia visual y jugable digna de la generación actual, sin ningún tipo de retardo aparente. Bueno, siempre y cuando contemos con una conexión de banda ancha de, al menos, 25MB por segundo (que no es mucho hoy en día, pero que tampoco es el culmen de la accesibilidad).

El primer juego que se sumará a la plataforma será Assassin’s Creed Odyssey, título al que los usuarios partícipes de la fase beta podrán acceder desde este mismo viernes – siendo este un,día en el que, casualmente, también se podrá jugar vía streaming en las Switch japonesas -. Se desconocen detalles adicionales sobre el catálogo inicial del servicio, así como sobre sus aspectos más técnicos, aunque no cabe la menor duda de que la última apuesta por el mundo abierto de Ubisoft es un buen punto de partida, a la par que una buena forma de vender la idea.

Hemos estado trabajando en Project Stream como una especie de test técnico en el que solucionar algunos de los desafíos más grandes del streaming. Para este test, vamos a llevar a los límites la tecnología con una de las aplicaciones que más requisitos técnicos exige: un videojuego de gran capacidad [Assassin’s Creed: Odyssey].Catherine Hsiao, responsable de producto

Google Wallpaper 1Tengo especial curiosidad por conocer, más allá de los juegos de los que podremos disfrutar desde el día uno, del modelo de negocio que seguirá este Project Stream, pues ahí reside la última pieza que le falta al puzle; la clave para estandarizar un concepto que llevamos años mascando, pero que nunca acabamos de digerir. ¿Adoptará, como las adaptaciones niponas de Nintendo, un modelo individual basado en suscripciones, donde podremos disfrutar de un determinado juego a escoger durante ‘x’ días? ¿O, por el contrario, seguirá los pasos de Xbox Game Pass, brindando libertad total al usuario para escoger cuándo, cómo, dónde y a qué jugar?

Sea como fuere, soy consciente de que no nos encontramos ante una tecnología especialmente barata, pero creo que, si Google quiere salirse con la suya esta vez, debería de dejar a un lado las jugarretas de la talla de YouTube Premium y centrarse íntegramente en la experiencia de usuario. Solo así tendrá la oportunidad de hacer cambiar de parecer a una comunidad tan cabezota y reacia al cambio como es la nuestra, donde el juego en streaming, los micropagos y las actualizaciones del primer día están claramente asociadas con el mal.

3+