Nintendo 3DS ya tiene fecha de caducidad

Las teorías y la especulación han llegado a su fin en lo que respecta a la versión reducida de Nintendo Switch, que ha sido presentada hoy de forma oficial prácticamente por sorpresa mediante un vídeo que ha dado a conocer la inmensa mayoría de detalles de Nintendo Switch Lite, en una clara reminiscencia a la primera revisión de Nintendo DS, plataforma a la que, sinceramente, me parece más similar que a la propia Nintendo Switch. Aunque gran parte de la información previa indicaba que una de las mayores funciones de la consola iba a mantenerse, el concepto híbrido, gracias a la posibilidad de conectarla a la TV para tener una experiencia de sobremesa, o retirarla para disponer de una portátil, finalmente esta es la mayor carencia de este nuevo modelo.

Tal y como se nos indica en el vídeo de presentación, además de un menor tamaño (que reducirá la pantalla hasta las 5,5 pulgadas) y los Joy-Con integrados en la estructura de la consola, uno de los atractivos principales de esta revisión es una reducción de precio respecto a la Nintendo Switch original, desde los 330 euros hasta los 199 que indicaban las informaciones previas, así como la fecha de lanzamiento, que tendrá lugar el 20 de septiembre, coincidiendo con la puesta a la venta del remake de The Legend of Zelda Link’s Awakening, por lo que los rumores que parecían más fiables, finalmente se han quedado en una de cal y una de arena.

Si analizamos el anuncio como movimiento empresarial, es una decisión totalmente lógica, aunque como jugadores muchos podamos verla como un error. Si tenemos en cuenta que Nintendo 3DS, como plataforma, se halla en el final de su vida útil, apenas tiene títulos anunciados pendientes, y a nivel de volumen de negocio cada vez es más insignificante dentro de la estructura de la compañía. Y este movimiento es la respuesta lógica para sustituirla, con un precio reducido y más enfocado a los más pequeños de la casa, público que de momento se le ha resistido a la empresa nipona y que con la llegada de Pokémon Espada y Escudo puede ser un gran filón, especialmente de cara a la campaña navideña.

Sin embargo, y lo que muchos esperábamos, era que se tratara de un anuncio doble, con esta versión rebajada, y una más potente (con el apellido XL, por seguir la tendencia), pero, viendo que por el momento no se va a hacer realidad, la otra gran crítica que es obligatorio hacer a Nintendo es la pérdida del concepto Switch que hacía particular a la consola híbrida, por no hablar de la necesidad de Joy-Cons adicionales para títulos multijugador (ya no podemos despegarlos de la consola) o la incompatibilidad con Nintendo Labo, otro proyecto también enfocado a los niños. El volver a un dispositivo únicamente portátil, aunque no es un error per se, hace que muchos dudemos de cara a adquirir un producto si reafirmarán su compromiso con el concepto que a muchos nos enamoró en su presentación, y que era el paso en otra dirección que siempre daba Nintendo, manteniendo su esencia.

Probablemente las navidades sean un periodo muy fructífero para Nintendo, y el hecho de que, como usuarios, tengamos una opción más para elegir como consumir una plataforma siempre resulta positivo, este anuncio no deja de ser algo decepcionante para aquellos que esperábamos “algo más”. Además, y teniendo en cuenta que este modelo ya llega con un precio muy ajustado, podemos olvidarnos de cualquier tipo de rebaja en el modelo mayor, por lo que, para aquellos que buscamos una experiencia de híbrida, todo sigue igual. Tanto para bien, como para mal. Al menos, algo que me gusta de este nuevo modelo es que se haya optado por una cruceta tradicional antes que por los 4 botones en el Joy-Con izquierdo. Quién no se consuela es porque no quiere, en definitiva.

4+