Un título gigante para una consola pequeña

Un día estaba yo, viajando entre mis pensamientos y se me ocurrió la brillante idea de compartir con vosotros mi experiencia que tuve con cierto título que por cierto, a principios de este año, salió la entrega más reciente de éste. Es un rol de acción en el cual básicamente, nos pasaremos horas y horas haciendo misiones y sobre todo, matando enormes bestias. El título tuvo un éxito notable en todo el mundo y ayudó a la consola PlayStation Portable elevar sus ventas. ¿Hartos de tanto rodeo y tantas pistas? Pues aquí va. Hoy, os quiero hablar de Monster Hunter Freedom Unite, también conocido como Monster Hunter Portable 2nd G en Japón.

Antes que nada, deciros que he jugado al juego con un amigo, a través de un emulador de la consola con un mando de Xbox 360. Sinceramente, muy cómodo todo, aunque nada como la consola original. Ya que en su tiempo no podía permitirme una Playstation Portable con el juego, es ahora cuando descubro/revivo muchos títulos que (aunque éste no sea el caso) son algo difíciles de encontrar en buen estado o al menos, en condiciones aceptables. La idea de jugar a MHFU vino cuando quisimos jugar a algo que no fuera de PC, pero en PC. Sí, es cierto, en parte me complico a veces la vida, pero en éste caso, valió totalmente la pena. Y os voy a contar el porqué.

Monster Hunter Freedom Unite

Comenzamos a jugar directamente en red local y la verdad es que al principio, fue bastante difícil comprender los controles del juego. No sé si era la culpa del mando o de mi persona, pero a veces tenía que mirar el mando para tomarme una poción, por ejemplo. Pero al morir tres o quizá cuatro veces, enseguida tuve que adaptarme y fijarme únicamente en lo que pasaba en la pantalla. Lo cierto es que, gráficamente el juego se ve de categoría. Claro que en una pantalla algo más reducida de tamaño todo se vería mucho más nítido, pero aún así, muy contento con el resultado.

Monster Hunter Freedom Unite

En este caso, ni los primeros auxilios me ayudaron…

No voy a contaros la historia del juego y tampoco voy a pegarme a un tema en específico. Simplemente os iré recalcando detalles que hacen de éste juego un must-have de la consola portátil de Sony. Al empezar el juego aparecemos en una aldea la cual es como una especie de ‘menú modelado’. Con eso quiero decir que hay ciertos NPC’s y edificios, en los cuales se puede, comprar, mejorar, vender o depositar objetos. También encontraremos un lugar en el cual habrá un gato que nos cocinará (si lo contratamos claro), o una especie de taberna en la cual podremos adquirir misiones a través de contratos comprados y de ahí salir directamente a la aventura. El juego incluso tiene la posibilidad de pescar, plantar y recolectar en una granja, picar para conseguir materiales y materias primas. Incluso existe una opción de atrapar bichos de un arbusto que tenemos en nuestro ‘espacio de farming’. Y lo mejor de todo eso, es que todos los elementos mencionados que se encuentran en dicho espacio, se puedes mejorar y con ello, conseguir materiales y objetos nuevos y mejores. El juego en ese aspecto es tan completo, que cuesta creer que se trate de una Playstation Portable. Sabía que era completito y que sacaba bastantes horas al jugador, pero no tenía la menor idea de que las primeras sesiones de juego, iban a ser tan adictivas.



Por supuesto que el juego también dispone de misiones principales que son dadas por una anciana que es la líder de dicha aldea. Lo que también diferencia ese juego de muchos otros de ese estilo o parecido, es que cada monstruo tiene debilidades y fortalezas. En juego estilo Souls debemos aprender las mecánicas de los jefes, pues en MHFU pasa lo mismo; debemos quedarnos con el comportamiento de un boss y saber como actúa en cada momento. Ese aprendizaje nos va a costar bastantes minutos e incluso horas, dependiendo del equipamiento y otros factores, como la habilidad de hacer cuatro cosas a la vez mientras estamos mirando una quinta, por ejemplo. En general el juego no ofrece más que niveles muy bonitos llenos de bichos pequeños, medianos y grandes donde tendremos que cooperar (si estamos jugando en LAN) si queremos completar las misiones y seguir mejorando nuestro personaje. En el juego también podremos encontrar una número elevado de especializaciones en armas. Podemos luchas con una lanza y un escudo, una ballesta o dos espadas, entre otros. Además, cada arma a distancia tiene sus proyectiles con efectos o sin ellos lo cual nos hace plantearnos, que es lo necesario y que es lo opcional para cada enfrentamiento.

Monster Hunter Freedom Unite

He aquí en una captura, nuestro espacio de farming en el juego.

Como ya mencioné anteriormente, Monster Hunter Freedom Unite es un juego maravilloso, con vistas espectaculares y efectos de entorno llevados casi a la perfección (y que conste que pongo ‘casi’, porque la perfección no existe). De hecho, he tomado algunas capturas para que podáis verlo todo y juzgar por vosotros mismos, pero para mí, son unas vistas impresionantes. El apartado sonoro también está trabajado de forma llana y precisa. Cada combate, cada situación, tiene su propia pieza de fondo. Cada acción en el juego que efectuamos, tiene su propio sonido que no nos agobia en ningún momento y eso es lo que realmente hace de éste juego una pieza que, aunque ya exista un Monster Hunter reciente, sea algo único e irrepetible.


Monster Hunter Freedom Unite

Seas el tipo de jugador que seas, si te gusta la aventura, el farmeo y las peleas contra bichos de tamaño variado, Monster Hunter Freedom Unite es un juego al que debes jugar, aunque ya hayas jugado a otros título de la saga. Para el año 2009 y además para una consola portable, Capcom puso el listón tan alto que solo escasos títulos pudieron alcanzar la complejidad de MHFU. Con un total de más de 400 misiones y personalización cosmética del personaje, entre tantos otros detalles que le dan vida y alma al título, solo puedo decir dos palabras para acabar. Gracias, Capcom.

+5