Repitiendo jugada

Con motivo del streaming que los chicos de Bungie celebraron hace escasas horas a través de su canal de Twitch, la compañía distribuidora Activision ha tenido el placer de ofrecernos los primeros detalles oficiales de Los Renegados, la tercera gran expansión de pago de Destiny 2 que, en el mejor de los casos, devolverá la luz a un título que la perdió hace ya mucho tiempo. De carácter masivo, dicho contenido descargable estará disponible a nivel mundial el próximo 4 de septiembre tanto para PS4 y Xbox One como para PC, eso sí, vía Battle.net.

El DLC, del que probablemente descubramos nuevos detalles a lo largo de la feria angelina que dará comienzo la semana que viene, nos llevará a las mismas fronteras del Sistema Solar. Nuestra misión allí, dada la reciente agitación producida en el Arrecife, no será otra que la de dar caza a los siete barones que han escapado de la cárcel de Cayde-6, y que, hasta nuestra llegada, hallarán cobijo en dos nuevas y enormes localizaciones. La primera de ellas, La Costa Enredada, se compone de una suerte de asteroides que, en forma de cinturón, deberemos de visitar haciendo uso de nuestras capacidades aéreas, tratándose de una frontera entre el bien y el mal. Por otra parte, el mayor de los peligros aguardará en La Ciudad Onírica, una nueva raid repleta de secretos por descubrir y jefes por derrotar, que, al parecer, contará con el ambicioso objetivo de encontrarse en constante actualización, recibiendo cambios periódicamente que darán una vuelta de tuerca a la ya de por sí amplia rejugabilidad que caracteriza a estas misiones de asalto.

Con una nueva historia que te atrapa, creada por High Moon Studios en cooperación con Bungie, Destiny 2: Los Renegados incluye algunas de las novedades más solicitadas por la dedicada comunidad de Destiny 2, ofreciendo a los jugadores más fieles la oportunidad de profundizar en el juego, al tiempo que supone un punto de entrada para los nuevos jugadores.Byron Beede, Vicepresidente Ejecutivo y Director General de Destiny en Activision

Otra de las grandes novedades de la expansión residirá en Gambito, un nuevo modo híbrido 4 vs 4 que pretende aunar las bondades del PvP y del PvE en una batalla épica. Esta forma completamente nueva de disfrutar de Destiny 2 ofrece algo diferente y atractivo para cualquier tipo de jugador, permitiendo a los dos equipos participantes realizar una serie de pruebas cooperativas a contrarreloj, que tienen como objetivo completarse cuanto antes. El primer bando que lo consiga tendrá la oportunidad de invocar al jefe final de la prueba, aunque un elegido del equipo rival podrá entrar en la susodicha batalla para fastidiar e incordiar a sus oponentes.

Desde el lanzamiento de la franquicia Destiny, siempre nos hemos esforzado por crear experiencias innovadoras que desafíen y recompensen a diferentes tipos de jugadores, asegurándonos de que el tiempo que pasen en la franquicia sea recompensado. Estamos deseando compartir el nuevo modo Gambit de Los Renegados con nuestros seguidores, y ofrecerles una nueva forma de juego que pueda ser disfrutada tanto de forma competitiva como cooperativa.Scott Taylor, Project Lead en Bungie

Para llevar a cabo esta serie de hazañas, como cabría esperar, contaremos con un nuevo arsenal, más amplio y variado que nunca. Una nueva clase de arma, el arco, se incorporará en el título, contando con diferentes variantes en función de su precisión y distancia de tiro, y resultando un equipo tremendamente letal en manos de un profesional. Por su parte, se sumarán a la experiencia tres subclases completamente nuevas, de las cuales se desvelará más información en un futuro, pero que nos permitirán, al menos, invocar a un gran martillo de guerra en el caso del Titán, protegernos con un útil bastón en el caso del Cazador, y teletransportarnos a la velocidad de la luz para posteriormente desencadenar una enorme ráfaga del vacío en el caso del Hechicero, tal y como podéis ver en el vídeo que os dejo sobre estas líneas.

destiny-2-los-renegados 2

A todo ello, debemos de sumar la existencia de una actualización de contenidos gratuita que, como no podría ser de otra manera, celebrará el Año 2 del juego, poniéndolo a punto para el estreno de la extensión e implementando un nuevo sistema de armas, el cual brindará libertad total a un jugador que podrá utilizar, por ejemplo, una misma escopeta como arma principal, secundaria y especial. No sabemos a ciencia cierta cómo funcionará esto, aunque los chicos de Bungie parecen estar muy seguros al respecto, haciendo un gran hincapié en el hecho de haber escuchado a la comunidad, y acompañando esta nueva mecánica con una gran variedad de ventajas y mejoras en la interfaz que nos impiden quejarnos más de la cuenta.

Quizás lo que menos llame el atención de muchos jugadores es que, para poder hacer uso del nuevo contenido, es necesario contar con las dos expansiones lanzadas hasta la fecha (y, presumiblemente, haber jugado con antelación a las mismas). En Activision parecen haber pensado en todo, ya que, aderezando lo anterior, no faltarán los Pases Anuales y las reediciones ‘GOTY’ en formato físico. No obstante, el hecho de tener que volver a pasar por caja para seguir disfrutando de una experiencia online es algo que, de seguro, no agradará a muchos. Pero, al contrario que la guerra, los tiempos cambian, y los estándares de los modelos de negocios mutan con ellos. En su día, El Rey de los Poseídos, la tercera expansión del primer Destiny, supuso todo un pelotazo para la desarrolladora, brindando nueva vida a un juego excesivamente apaleado durante su lanzamiento. Su precio de 39,99€, excesivo para muchos, acababa siendo justificado por una cantidad de contenido ingente, capaz de manternos pegados a la pantalla durante decenas de horas.

Es por ello que, a día de hoy, me muestro muy optimista con la llegada de Los Renegados. Pese a ser poseedor del Pase de Temporada, la enorme pereza que me invade cada vez que pienso en iniciar el juego me impide aventurarme en un segundo DLC que ya se encuentra disponible; pereza producida, precisamente, por mi conocimiento exacto sobre qué me voy a encontrar. La nueva expansión, no obstante, busca romper con lo establecido; sorprender al fan acérrimo que, tras decenas de comentarios, se merece una experiencia a la altura. Y, viendo la trayectoria del estudio, estoy seguro de que lo conseguirán. Porque si algo hay en Bungie es talento y buen hacer, y si bien en ocasiones el factor monetario puede acabar desempeñando un papel importante, lo cierto es que prácticamente todos los que acabamos pasando por el aro siempre acabamos recomendando la compra de estos contenidos post-lanzamiento. Por algo será.

2+