Hora de remontar el vuelo

Durante nuestra asistencia a la Madrid Games Week 2019 tuvimos la ocasión de jugar al aclamado titulo exclusivo para la máquina de sobremesa de Sony, desarrollado por el estudio Camouflaj y Marvel. Hablamos nada más y nada menos que del esperado Iron Man VR, donde nos pondremos bajo una nueva armadura Mark del multimillonario Tony Stark. No es la primera oportunidad que tenemos de cumplir nuestro sueño de ser superhéroe, ya que la realidad virtual ya nos ha ofrecido ser Batman a través de su imperfecto pero muy disfrutable Arkham VR y el hombre araña ha hecho lo propio gracias a las dos experiencias de Spider-Man ambientadas en dos películas dentro del UCM, aunque nunca se nos había dado una oportunidad tan esperanzadora y trepidante como la que a continuación procederé a detallar.

Comienza la demo, y una vez nos ponemos las gafas pasamos a estar dentro del casco, viendo una interfaz que nos hace sentirnos como un verdadero héroe, y que, gracias a las conversaciones que tenemos con Pepper y con Friday – nuestra inteligencia artificial -, nos introduce mucho más en el papel. Estamos ante un título únicamente compatible con mandos Move, ya que los gatillos de estos serán nuestros propulsores para poder volar. Un vuelo que, de paso sea dicho, se antoja satisfactorio, pues juega mucho con la colocación de las manos para nuestro desplazamiento: si orientamos las palmas al suelo mientras pulsamos los gatillos ascenderemos, mientras que para avanzar podemos colocar las palmas hacia atrás y para frenar hacia delante. Eso sí, como es lógico, es un sistema al que cuesta adaptarse, pues para ello hemos tenido que volar cerca de piedras en el mar y activar el turbo alguna que otra vez, pulsando dos veces los gatillos, mientras recorríamos un circuito de marcas contrarreloj.

Una vez hemos dominado el vuelo llega el momento de los proyectiles. En primer lugar, nos explican cómo es el sistema de disparos, y nos colocan alrededor de nueve dianas que debemos destruir colocando las palmas de las manos hacia delante y, una vez apuntado el objetivo, pulsando el botón Move para disparar. Dominados ambos sistemas, llegará el momento de pasar a la acción: Friday activará una serie de objetivos a derribar, que deberemos de perseguir al mismo tiempo con tal de poder fijarlos y destruirlos. Una vez hayamos acabado con ellos, volaremos hasta nuestra mansión -donde nos estará esperando Pepper – y finalizará la prueba.

Sin lugar a dudas, la mecánica de desplazamiento fue, durante mi experiencia, lo que más me fascinó de todo el conjunto. Tener la sensación de controlar la armadura Mark con las palmas de la mano es una sensación que siempre había soñado con probar, y desplazarme a toda velocidad por encima del mar de California siendo Iron Man es una premisa contra la que muy pocos títulos pueden tan siquiera competir, haciendo del título algo valioso especialmente para los fans de la serie.



En el aspecto visual sí que debemos destacar que es un juego en el que muchas veces se pierden las texturas, dejando ver un efecto plano tanto en las rocas como en el agua, y luciendo unos efectos visuales que bien se podrían tildar de simplones, perdiendo parcialmente esa tan conseguida sensación de realismo y veracidad aportada por el ámbito jugable. Al mismo tiempo, es de recibo destacar que pudimos ver detalles que sí que nos llamaron mucho la atención, como un decorado en la mansión Stark con mucho detalle y entusiasmo, por lo que espero que el juego final maticen aspectos como los comentados previamente ofreciendo una mejora visual que no empañe la incomparable sensación de ser Iron Man.

Mucho más que una experiencia para sorprender a los invitados

Por lo que hemos podido saber, aunque aun queda mucho que revelar de este juego que será lanzado el próximo año, Iron Man VR no se limitará a ser una mera experiencia interactiva, sino que abarcará la categoría de un juego completo del que todavía no conocemos su duración. Probablemente tendremos la posibilidad de mejorar nuestra armadura a nivel que avanzamos en la historia, y resulta sencillo imaginar la presencia de nuestros compañeros Los Vengadores. Independientemente de nuestros sueños y expectativas, os podemos asegurar desde ya que el juego será la mar de satisfactorio para todos los amantes de Marvel, pues ha tenido la capacidad como para conseguir que un servidor se replantee por fin la posibilidad de comprarse PlayStation VR, con tal de poder sentirse en la piel del superhéroe que siempre quiso ser.

Ryan Darcey diseñador del juego en Camuoflaj, aseguró meses atrás que “todos los fans quedaremos impresionados con esta aventura“. 15 minutos de prueba han sido suficientes para cumplir su palabra.

2+