Parece que Master Chief va a volver por la puerta grande... Montado en el dólar

Desde hace años, sabemos que los videojuegos ya no son una forma de entretenimiento marginal o minoritaria. El año pasado la Asociación Española de Videojuegos (AEVI) ya presentó en su informe anual que este medio había logrado la escalofriante cifra de 1359 millones de euros. Cantidad que duplica a la recaudada por el cine, y que supera por 1000 millones a la de la música. Es decir, el videojuego genera más ingresos que estos dos juntos. Las desarrolladoras cada vez apuestan más fuerte e invierten cantidades más grandes en sus producciones. Y es que con cada generación, los costes de producción también van en aumento. Los proyectos son más ambiciosos, requieren la elaboración de mundos muy detallados, animaciones realistas y laboriosas, etc. Alargándose así también el tiempo de desarrollo. Algo que hemos podido ver en recientes grandes producciones que han tenido problemas durante su desarrollo, como por ejemplo Anthem o Final Fantasy XV.

Uno de los que sigue estando en el top de juegos más caros de la historia es el eterno Grand Theft Auto V (a la espera de las cifras de Red Dead Redemption 2). Un título que aún a día de hoy sigue estando presente en muchos ránkings de ventas, y que mantiene una base de jugadores más que envidiable. De hecho, desde su lanzamiento tan solo ha estado fuera un mes del top 20 de ventas en Estados Unidos.

Grand Theft Auto V

GTA V es el producto de entretenimiento más rentable de la historia, habiendo recaudado unos 6000 millones de dólares.

El coste de su desarrollo fue en concreto de 265 millones de dólares. Evidentemente, en esta cifra incluimos el coste de su campaña de marketing, que en este tipo de producciones puede llegar a formar más del 50% del presupuesto total. Una fuerte apuesta que por supuesto recompensó a Rockstar con más de 1000 millones de dólares durante los primeros tres días a la venta (cerca de 6000 millones hasta día de hoy), y más de 100 millones de ventas desde su lanzamiento.

Para ponernos en perspectiva, la película más cara de la historia, Piratas del Caribe: En mareas misteriosas, costó cerca de 400 millones de dólares. Por otro lado, la exitosa Avengers: Infinity War costó 316 millones de dólares. Ahora, según el portal alemán Xbox Dynasty, el presupuesto de Halo Infinite, la próxima entrega desarrollada por 343 Industries, tendría un presupuesto de más de 500 millones de dólares.

Aunque aún se trate de una información sin una fuente que lo respalde, parece que el reinicio espiritual de la saga volverá por la puerta grande. Una de las entregas más exitosas y que marcó uno de los lanzamientos más grandes de la historia fue Halo 3. La tercera entrega desarrollada por Bungie (Creadores de Destiny) cerraba la trilogía de Master Chief con un título que nos ofrecía una enorme campaña que podíamos disfrutar de forma cooperativa con 3 amigos más. Y un online complejo, divertido, y que también revolucionó los inicios de los First Person Shooter en los eSports.

Halo 3

Halo 3 está considerado por muchos el mejor de la saga, y sigue siendo a día de hoy un referente de los First Person Shooter Online.

Su faceta multijugador disponía del maravilloso modo Forge, que permitía a los jugadores crear sus propias partidas custom, y así poder innovar continuamente la forma en que se disfrutaba del juego. También teníamos la opción de inmortalizar nuestras mejores jugadas a través del modo Teatro, en el que podíamos crear secuencias de vídeo desde cualquier ángulo, o tomar fotos espectaculares para luego crear los famosos fragmovies para Youtube. Algo que en aquel entonces era más propio de la comunidad modder de PC, que no de consolas.

Con este reinicio que está por llegar, solo podemos esperar que 343 Industries haya aprendido de sus errores, y pueda crear una entrega a la altura de lo que merece Halo. Un título con una campaña llena de acción cooperativa, grandes batallas y un multijugador online que goce de la buena salud que tuvieron las mejores entregas de la saga. Esperamos verte de nuevo volver a lo más alto, Master Chief.

2+