Rememoramos la llegada del título en su primer aniversario

Todos hemos detestado en ocasiones a los guionistas de una serie o a los creadores de un videojuego por dejarnos con ese cliffhanger que tanto odiamos cuando nos enganchamos a uno de estos; ese secreto que se va a desvelar, pero antes de que se descubra acaba dando paso a una pantalla que se vuelve negra. Ese momento en el que se va a mostrar quién es el villano pero sale el cartel de “en el próximo episodio”, esa bala perdida que no sabemos a quién ha herido. Todos esos momentos que nos dan rabia y nos vuelven un poco locos, pero que a la vez se aseguran de que sigamos expectantes para la próxima vez que nos sorprendan. Esas semanas, meses e incluso años de espera se hacen eternos y crean una especie de relación amor-odio entre nosotros y ese producto audiovisual: queremos saber más y más sobre lo que va a pasar, pero al mismo tiempo no queremos esperar para descubrirlo. Queremos saberlo de inmediato. Los jugadores de Half-Life son de esos que han tenido que esperar y esperar para poder obtener respuesta a ese cliffhanger con el que les dejo Valve en Half-Life 2: Episode 2. Los fans de esta saga han estado esperando para resolver esa enorme duda que les dejo el final del juego. Nada más y nada menos que toda una década.

Half-Life-Alyx

Es obvio que crear un videojuego toma su tiempo y siempre va bien dejar a los fans con ganas para asegurarnos de que seguirán volviendo a por más, pero una cosa es hacerles esperar un par de años y la otra tenerlos en vilo durante más de diez. Yo no sé ni aguantar una semana para saber qué va a pasar en el próximo capítulo de Shingeki no Kyojin, voy a ser capaz de esperar una década para obtener una respuesta. Sinceramente, desistiría, tal y como estuvieron a punto de hacer los jugadores de Half-Life. En estos años de espera han sufrido varios altibajos respecto al futuro de la saga: Valve no decía nada concreto sobre el juego, pero anunciaba nuevos títulos de otras sagas. Se anunciaron tres aventuras episódicas de las que tan solo dos salieron al mercado y, no nos engañemos, el hecho de que ninguna saga de la compañía haya llegado a la tercera entrega tampoco es que fuera muy esperanzador.

La incertidumbre era tan grande que incluso los propios fans llegaron a amenazar con hacer boicot a la compañía y convencer a los otros usuarios de no comprar el juego. Situación que entiendo porque parecía que Valve estaba jugando con ellos. Pese a este fallido intento de llamar la atención de la empresa, los fans lo intentaron de otra manera. Miles y miles de usuarios de Steam jugaron a Half-Life 2 durante el día y así conseguir que el juego alcanzará la posición 11 de los juegos más jugados en Steam. ¿Cuál fue la respuesta de Valve? Una completa indiferencia.

La interminable espera y desasosiego de una parte de los fans de Half-Life tuvo fin en marzo de 2020 cuando Valve anunció la disponibilidad de Half-Life: Alyx¸ que se desarrolla antes de los eventos de Half-Life 2 y que tan solo está disponible para realidad virtual. Y no nos engañemos, Alyx es un juegazo con un nivel de inmersión espectacular, una factura técnica impecable y una jugabilidad exquisita capaz de hacer las delicias de cualquier fan de los shooters, además de ser el primer juego realmente grande que sale exclusivo para VR; también resuelve en gran parte ese final inesperado del episodio anterior, y acaba con el limbo narrativo en el que han estado atrapados los usuarios durante tanto tiempo. Pero también comienza uno nuevo. “Le dimos al jugador una pista falsa en la que crees que sabes cómo va a terminar con un final completamente plausible y lo subvertimos” , aseguraba Robin Walker, líder del proyecto.

Half-Life-AlyxAsimismo, no debemos olvidar que para poder disfrutar del juego se necesita un ordenador potente, gafas de realidad virtual y un espacio físico suficientemente grande para poder completar los movimientos con comodidad. Este último requisito es el más prescindible, pero los otros dos son necesarios sí o sí para jugar, lo cual me deja con el corazón dividido entre aquellos fans que pueden disfrutar del juego y los que no: si tuviese gafas de realidad virtual estaría como loca, porque después de más de diez años de espera ofrecieron un juego capaz de superar mis expectativas. Pero si soy una persona que no dispone de estos elementos, me cabrearía pensar que he estado esperando tanto tiempo para que saquen un título al mercado del cual no puedo disfrutar.

Por lo tanto, espero que Valve piense en aquellos usuarios que no pueden jugar por falta de material y saquen una versión disponible para todas las consolas y así contentar a todos sus seguidores. Aunque esperemos que no tarden muchos años más, porque a este ritmo las consolas de los jugadores se van a quedar obsoletas y los fans se van a cansar de tanta espera.

+2