Esas metas de año nuevo no se cumplen solas

Una de las cosas que marcó mi 2020 fue el haber logrado bajar más de diez kilos de peso durante la eterna cuarentena. El trabajar de casa significaba ahorrarme cuando menos dos horas diarias solo en transporte pero también hacía merma de mi salud mental y física, no es que esta última estuviese especialmente bien ni mucho menos pero si ya realizaba escaso ejercicio, con la prohibición de salir el “escaso” se reemplazó por un “nulo”. Pero el no tener que desgastarme con viajes en metro con vagones repletos me permitió tener la energía y la predisposición para desempolvar un juego que había dejado pendiente y que, a diferencia del resto de juegos, éste significaba un esfuerzo físico. Se titulaba Fitness Boxing, un juego de ritmo en el que se deben seguir los patrones de movimiento que se van indicando en la pantalla con los joy-con, uno en cada mano. Cada golpe tiene su ciencia y considera a todo el cuerpo, por lo cual resulta en un ejericio completo de cabeza a pies.

Si no está roto no lo arregles

Fue así como me decidí a establecerme la meta de bajar de peso. Hice mi rutina diaria de usar Fitness Boxing diariamente antes de trabajar y su flexibilidad que permite establecer qué zonas del cuerpo ejercitar, la duración de la sesión y si centrarse en mantenerse en forma, hacer cardio o fuerza me ayudó para balancearme en los días que tenía más energía y los días que menos, para nunca sentirme demasiado sobre exigido, que sin nadie que monitoreara podría ser fácil caer en esto y, como consecuencia dejar de lado el juego. Y en el caso de Fitness Boxing 2: Rhythm & Exercise este balance queda aún mejor – aunque no mucho -, pues si bien mantiene la fórmula del original casi intacta, añade la bienvenida función de establecer la intensidad del ejercicio.

Y lo mismo se podría decir para el juego en general, pues mantiene todo lo que funcionaba del original hasta el punto de no parecer cambiar lo suficiente pero a la vez incorpora cambios que hacen que las interfaces sean más amigables, sea más fácil cogerle el ritmo, los menús están distribuídos de mejor forma, incluye logros que si bien pueden parecer irrelevantes en lo personal me ayudan a inyectarme un poco más de motivación, que es lo que siempre falta a la hora de seguir una rutina saludable. En general, el juego da una sensación de ser un título más pulido y mejor pensado, por lo cual supera al original en todos los aspectos aunque nunca de una manera muy considerable. También permite importar una partida de la primera entrega para no comenzar el ejercicio desde cero aunque a mí no me ha funcionado. No sé si es porque había dejado la rutina desde hace unos meses o si es algún otro factor.

A tener en cuenta que incluye Sandstorm de Darude, así que igual cae como GOTY

También hay que tener en cuenta que si quieres comprar el juego para bajar de peso, no lo compres con la impresión de que es una herramienta mágica que por usarla veinte o treinta minutos diarios vas a lograr bajar de peso. Primero que nada, todo es relativo en cuanto al organismo, por lo que nunca estará de más consultar con un médico qué tipo de ejercicio sería mejor para cada quien, así como la dieta a seguir. Y con respecto a esto último, también debo dejar en claro que ningún tipo de ejercicio servirá si no se acompaña de una dieta balanceada y ajustada según las necesidades de la persona.

Sí, es cierto que logré bajar más de diez kilos gracias a Fitness Boxing, pero también es cierto que no lo hubiera logrado si no lo hubiese acompañado de una dieta estricta. Pues cuando solo hacia el ejercicio y comía normal (que para mí normal es más o menos la dieta de un cerdo si estos se atiborraran el hocico de dulces) con suerte conseguía o mantener el peso o no subir tan rápido a diferencia de cuando no hacía ninguna clase de ejercicio.

Un complemento para una rutina sana

No dudo de la eficacia de Fitness Boxing 2 como una herramienta para hacer ejercicio y la verdad es que no podría caer en mejor momento ahora que muchos tenemos que estar en casa por las cuarentenas. El juego contiene multitud de rutinas que hacen trabajar todo el cuerpo y las metas diarias incentivan a mantenerse constante, que al final siempre es lo más difícil. Lima asperezas del primer título desde menús hasta problemas de rendimiento e incluye mejoras que, aunque pequeñas, son muy bienvenidas. Así que es una gran forma de comenzar a hacer ejercicio con la compañía de la Switch y, si ya tienes el primero, la función de mantener los avances ayuda a que se haga una transición rápida y amigable para continuar en este sin perder progreso.


Este análisis ha sido realizado con una copia para Switch cedida por Nintendo.

+1