Ni funciona, ni deja funcionar

Es bastante obvio que hoy en día la industria del videojuego tiene un gran frente abierto con la piratería. Los dólares que las compañías declaran en pérdidas por ello se cuentan por millones, ya que estamos hablando de dejar que muchísimos usuarios jueguen a un título sin pagar un centavo, pero para estas compañías llegó un salvador, Denuvo. Pero un salvador que, lejos de ser el Mesías esperado, ha acabado generando más interrogantes de los que ha resuelto. El sistema de protección se presentó como esa idea alternativa a no sacar los videojuegos en PC, puesto que es en estas plataformas donde se pueden piratear los juegos actualmente, no obstante, la plataforma ha encadenado derrota tras derrota en dos frentes distintos: en el rendimiento de los juegos que implementan el sistema y en que su seguridad no es, ni mucho menos, inexpugnable. Hay juegos que se han mantenido mucho tiempo sin crackear gracias a este sistema de protección, como por ejemplo Assassin’s Creed: Origins (que tardó en caer unos 99 días) o Need for Speed Payback (que tardó nada más y nada menos que 119 días en ser accesible), pero los beneficios fueron inferiores a los perjuicios, ya que estos juegos sufrieron de un gran deterioro en cuanto a optimización y reducción de prestaciones, dejando muy insatisfechos en este aspecto a muchos jugadores.

Es por esto que hoy día, muchas compañías se plantean dejar Denuvo y volver al sistema antiguo ya que, los juegos siguen siendo vulnerables, y además empeoran la experiencia del jugador. Antes de hablar de la última compañía que ha decidido abandonar Denuvo, hay que hacer una mención honorífica a un juego que se llevó la peor parte de las dos caras de Denuvo, Dragon Age Inquisition: uno de los primeros juegos en utilizar el sistema de protección – y que, en consecuencia, vio desmejorado su rendimiento – a cambio de absolutamente nada, ya que fue crackeado en su primer día de lanzamiento.

Ahora bien, por un lado, está Bethesda con RAGE 2, el juego que salió hace apenas unos días y que descartó Denuvo en la Bethesda Store, dejando a los usuarios de Steam con el marrón de hacer frente al empeoramiento de prestaciones. No obstante, desde Bethesda decidieron a las escasas horas retirar el sistema también en Steam, acabando con la oleada de críticas negativas que conllevaba tal desequilibrio. Se volvía, así, a decepcionar a los aficionados, no sin un correspondiente crack en el día 1. Con las miras puestas al frente, no deberíamos de esperar una situación demasiado diferente por parte de Octopath Traveler, JRPG que salió en exclusiva para Nintendo Switch y que ahora saldrá en PC incluyendo Denuvo, haciendo caso omiso a las advertencias de los fans. Cabe destacar que Square Enix no tuvo mucho éxito en el pasado con los port a PC que se apoyaban en dicha herramienta; ahí está Final Fantasy XV, juego que antes incluso de estrenarse ya estaba crackeado y disponible para descarga gratuita, así que deberían tener cuidado con lo que hacen en el port.

Sin duda, Denuvo es más polémico que un chiste en Twitter, pero en la teoría es algo bonito: impedir de una vez por todas la piratería, e incluso si fuera a costa de un poco de rendimiento, aunque en el futuro se remediara este efecto secundario, sin embargo, no consigue dejar fuera de juego a los crackers, aunque retrasen un poco lo inevitable, por lo que las compañías y los jugadores se están hartando de esta situación, y ejemplo de ello es Bethesda con RAGE 2.

2+