Este juego tiene bugs, pero de los que vuelan

Creo que solo he apoyado un proyecto en Kickstarter, y fue el juego de cartas de The Binding of Isaac. Nunca he querido arriesgarme demasiado a la hora de apoyar según qué proyectos, pero admiro que haya plataformas y gente dispuesta a ayudar a aquellos que no tienen medios suficientes para realizar sus sueños. Gracias a esta plataforma tuvimos Undertale, Mighty Nº9, estamos a la espera de Shenmue III y más proyectos, incluyendo Bug Academy. PlayWay ya tiene experiencia en esto de Kickstarter, ya que muchos de los juegos que han publicado han nacido gracias a esta plataforma, incluyendo The Way y Agony, y no lo veo como algo malo mientras cumplan con lo que prometen. Esta vez, nos traen un juego de mano de Igrek Games, estudio polaco con unas ideas muy claras de cómo llevar este proyecto.

Vamos al lio: Bug Academy es muy divertido. Me lo he pasado muy bien en lo poco que dura la demo, a excepción de un momento que ya explicaré más adelante. El objetivo del juego es realizar una serie de tareas en cada nivel (o clase, que lo llaman aquí) sirviéndonos de ayuda de unas pequeñas moscas. El primer contacto es algo tosco y extraño, pero es que se trata de una mosca, no puedes esperar precisión de ahí. Tras acabar un breve tutorial nos lanzamos a la acción a través de los distintos niveles. Tenemos tres movimientos: desplazarse y volar, agarrar y un pequeño impulso para levantar objetos que tengamos enganchados. En los distintos niveles encontraremos moscas dormidas que nos acompañarán si las tocamos, haciendo al final un grupo más numeroso (que recuerda mucho a Badland) que nos permitirá derribar obstáculos y coger objetos con más facilidad.

La era dorada de la fontanería.

Los niveles son pequeños, contenidos en un cuadrado. Nos desplazaremos en un entorno 3D, pero solo en dos dimensiones (lo que se conoce como un planteamiento 2,5D), lo que permite que los escenarios sean más vistosos y sorprendentemente más divertidos. Al ser un control algo impreciso nos chocaremos con todo lo que esté en nuestro camino, sobre todo si vamos en grupo. En la mayoría de los niveles de esta versión suele acompañar muy bien a las reglas del mundo en el que nos movemos, pero puede hacerse un poco caótico si sepultamos sin querer una pieza clave para completar el nivel.

Aún así, no llega a hacerse frustrante en ningún momento, salvo una pequeña excepción: el último nivel.

En dicho nivel – que, por cierto no he sido capaz de terminar – se nos plantea construir una torre de una determinada altura, y sería divertido si quitamos el hecho de que los controles se vuelven infumables. Es muy complicado no chocarse con la torre una y otra vez, y colocar las piezas sin desarmarla es infernal. Me pasé 40 minutos intentando llegar a la mitad, y cuando me quedaban unas pocas piezas se me vino abajo, al igual que mi opinión. Duele ver cómo la opinión sobre un juego puede quedar empañada por un nivel así. No niego que pueda darse a mi ineptitud con este tipo de tareas que conllevan paciencia y precisión, pero era todo tan bonito…

Soy minerooooooo…

Y hablando de cosas bonitas, comentemos el apartado gráfico. Visualmente es una preciosidad, es como si estuvieras hecho de plastilina y el mundo de juguetes. Lo mismo sucede a nivel artístico, añade muchísima personalidad y carácter a todo el conjunto. Sin embargo, no puedo decir lo mismo de la música. También es muy particular y acompaña a la perfección, pero no hay variedad entre niveles y tras estar dos horas con la misma tonadilla se empieza a hacer algo cansino. Si somos capaces de omitir este detalle, todo resulta maravilloso.

He de remarcar también que lo he jugado tanto con teclado, teclado y ratón y con mando, ya que permite estas tres opciones y no cambia mucho la experiencia de uno a otro. Si acaso, recomiendo con mando, pero todas las opciones son buenas. Poco más puedo añadir de esta pequeña demo. Me ha sorprendido lo pulida que está y lo bien que se mueve todo, no he tenido ningún problema de rendimiento. En general, una muy buena experiencia. Ahora mismo el proyecto ha recaudado 3.896€, más de la mitad del objetivo propuesto, y de verdad espero que lleguen, porque hasta donde se ha visto y he podido probar es muy divertido y parece cumplir todas las expectativas. A la lista de deseados que va de cabeza, a la espera de que termine su desarrollo.

2+