De vuelta en la Galia

Asterix y Obelix XXL, el título que llegó a nuestros dispositivos en 2003, regresa ahora en forma de remasterización, para seguir la estela de la nostalgia por el plataformeo que tan popular se está volviendo en los últimos años. Asterix y Obelix XXL: Romastered es el título bajo el que Microids y OSome Studio han resucitado esta aventura que contentó a los jugadores en su momento, y que se conformó como uno de los títulos mejor valorados de esta pareja tan popular de héroes galos.

Asterix y Obelix XXL: Romastered llega en un momento en el que el mercado experimenta una saturación de remasterizaciones y remakes, sobre todo en el género de las plataformas. Son ejemplo de ello títulos como Spyro: Reignited Trilogy o Crash Bandicoot N. Sane Trilogy, o más recientemente Super Mario: 3D All-Stars. Esta tendencia va, en ocasiones, más allá de las remasterizaciones, y también se expande hacia nuevas entregas de franquicias clásicas, como es el caso de Crash Bandicoot 4: It’s About Time. Se busca revivir esa nostalgia por la diversión más sencilla y directa, así como acercar viejos títulos al público actual. La pregunta que surge alrededor de este Asterix y Obelix XXL: Romastered es si realmente ofrece cualidades suficientes para volver a él 17 años después, así que vamos a verlo.

Asterix y Obelix XXL: Romastered nos pone en la piel de la clásica pareja de héroes galos en su incansable lucha contra el imperio romano que avanza imparable por Europa, África y Asia. La aldea natal de nuestros protagonistas se mantiene al margen de la guerra, manteniendo su más o menos idílico estilo de vida. Sin embargo, llegado el comienzo de nuestra aventura, las tropas de César logran abrirse paso hasta nuestra aldea, arrasarla y secuestrar a alguno de los habitantes más icónicos de la misma.

Nuestra tarea consistirá en emprender una odisea a través de los dominios romanos en busca de nuestros amigos, para rescatarlos, vencer al imperio y devolver la paz y la libertad a los territorios invadidos. Como es habitual en el género plataformero, nuestro avance se dividirá en distintos mundos con temáticas y ambientaciones muy marcadas, que a su vez se podrá separar en niveles independientes. Desde nuestra aldea hasta el corazón de Roma, pasando por Egipto, Grecia o Normandía. Completar este viaje nos llevará entre seis y diez horas, dependiendo de nuestra habilidad y si buscamos simplemente completar la aventura o superar todos los retos y desafíos. Y es que, como la mayoría de los juegos de su género, a medida que avancemos tendremos una serie de objetos coleccionables y desafíos opcionales, basados en pruebas contrarreloj de eliminación de enemigos u obtención de objetos, entre otras posibilidades. Es precisamente en estos retos dónde Asterix y Obelix XXL: Romastered incorpora una de sus funcionalidades más originales en una remasterización.

Microids y Osome han incorporado la posibilidad de alternar entre el apartado visual y sonoro del juego original y la remasterización en cualquier momento, sin necesidad de salir del juego, manipular menús ni tan siquiera pausarlo. Con tan solo pulsar un botón saltaremos del aspecto visual y sonoro de una versión a la otra. Esta cualidad no solo nos permite comparar absolutamente todos los aspectos del juego, sino que se ha implementado como mecánica a la jugabilidad del mismo. Al afrontar algunos desafíos y tareas será necesario utilizar esta función para poder completarlos. Por ejemplo, en un reto contrarreloj de obtención de monedas estas se dividirán en dos categorías, y cada una de ellas solo será tangible en una de las versiones del juego, la original de 2003 y la remasterización, respectivamente.

 

Y ya que pasamos por el apartado visual, vamos a detenernos un poco con él antes de seguir. La mejora gráfica que podemos apreciar respecto al juego original es muy notable, podremos disfrutar de texturas más detalladas, realistas y suaves. Se eliminan en gran medidas los dientes de sierra, obviamente las texturas hiper pixeladas desaparecen y se amplia en gran medida el campo de visión, así como la resolución, que pasa del 4:3 tradicional al 16:9. Sin embargo, también acarrea deficiencias en este aspecto. Por un lado, la tasa de FPS sufre una caída reseñable, y en algunas ocasiones sufriremos fallos visuales respectivos a la iluminación, que podrá cambiar radicalmente con un leve giro de cámara. Por último, esta transición entre la versión remasterizada y la original también conlleva un salto entre el apartado sonoro de las dos ediciones, tanto en la música como en los efectos especiales y ambientales, para terminar de adecuar la experiencia para los jugadores que buscan experimentar ambas experiencias.

En cuanto a la jugabilidad, Asterix y Obelix XXL: Romastered, como es natural en una remasterización, mantiene las mecánicas del juego clásico. Básicamente avanzaremos a través de los distintos niveles superando obstáculos en forma de plataformas, ligeros puzles y combates contra grupos de enemigos más o menos numerosos. La base del juego será bascular entre los dos personajes, en muchas zonas tendremos que activar un mecanismo con uno de los personaje para que el otro, situado en otra zona, se beneficie de dicha acción y pueda acceder a otras áreas u objetos. Es una fórmula muy sencilla y simple, sin demasiadas opciones, pero que funciona bien la mayoría del tiempo. Los combates se basan en una serie de mecánicas bastante sencillas, que se apoyan sobre tres movimientos básicos (golpeo, placaje y agarre), algunos combos que desbloquearemos a medida que avancemos y un modo potenciado que conseguiremos recogiendo las características pociones de la franquicia.

Los enemigos nos darán monedas en forma de cascos romanos, que luego podremos intercambiar en distintas tiendas repartidas por el mundo, a cambio de combos, potenciadores de salud y objetos para recuperar dichos puntos de salud. Estas monedas también podremos conseguirlas del entorno, ya sea superando retos, rompiendo contenedores o simplemente dispersas por el mapa.

Algunos de los retos que tendremos que afrontar se verán enturbiados por algunos problemas técnicos relacionados con el sistema de control del juego. Pueden ser imprecisos o demasiado bruscos, lo que genera giros demasiado bruscos o problemas similares. Para ilustrarlo con un ejemplo podemos hablar de un minijuego que nos plantea deslizarnos por una rampa helada mientras tenemos que recoger la mayor cantidad de cascos posibles, y cuando tratamos de redirigir a nuestro personaje el movimiento puede ser muy brusco y no podremos recoger los objetos con facilidad, y esto puede resultar frustrante. En cambio, en líneas generales, los combates con jefes son bastante satisfactorios y eficientes dentro de su sencillez habitual en los plataformas. Normalmente se tratará de enemigo de gran tamaño contra el que tendremos que repetir un proceso mecánico un puñado de veces para llegar a destruirlo.

Diversión directa (y honesta)

En líneas generales, Asterix y Obelix XXL: Romastered es una amena aventura de plataformas que será satisfactoria para los jugadores que busquen revivir la experiencia de la versión original o que persigan la esencia de las aventuras de plataformas de corte clásico. Tiene algunos fallos técnicos que lastran el resultado final y no lo hacen sobresalir o resultar imprescindible, pero si buscas diversión directa, sencilla y rápida es una opción para tener en cuenta.


Este análisis ha sido realizado con una copia para Nintendo Switch cedida por Meridiem Games.

1+