Habilidad y talento

Desarrollado por la empresa con bandera indie en su asta, League of Geeks nos trajo tres años atrás Armello, un juego de estrategia por turnos profundamente inspirado en los juegos de mesa de táctica y fantasía. Pese a dicha naturaleza, el título no estaba exento de campaña, con una historia introductoria que hacía las veces de tutorial, fragmentada en cuatro partes para no hacernos pesado el aprendizaje. Sería el prólogo de la historia que siempre re-escribimos en las partidas (con desarrollos y finales distintos entre ellos), y parte de la premisa de que el rey del territorio sufre una terrible enfermedad, que le hace enloquecer y arrasar con todo lo que hay a su paso. Dentro de poco morirá y los líderes de los diferentes clanes se disputan el  trono.

Tenemos por lo tanto 8 personajes jugables, 131 cartas y 4 formas diferentes de conseguir la victoria. Lo bueno de tener tantas variables es que el juego es fácilmente re-jugable, y hay diferentes tácticas a adoptar.

Su turno

¿Qué puedo hacer en un solo turno? Comenzamos robando cartas de 3 mazos distintos (a nuestra elección): Engaños, magia y objetos. Cada uno consume algún recurso de nuestro personaje, ya sea oro o magia. Aparte, seleccionamos una misión para realizar entre que tratamos de conquistar el trono. Cuando acabemos esta, podemos comenzar otra en ponerlo en marcha.

Armello

Un juego con vistas propias de la estrategia por turnos.

Entre el escenario repleto de accidentes geográficos o eventos y la casilla hexagonal, nos puede recordar en un primer momento a juegos como los de la saga Civilization. Lo que nos permitirá movernos por el mapa más rápido o lento serán los PA, que son el número de casillas que podemos desplazarnos. Algunas casillas, como las montañas, consumen dos puntos por lo que hay que pensar muy bien cómo nos moveremos por el mapa. También a donde movernos: en el escenario hay multitud de eventos como asentamientos o mazmorras que serán decisivos en algunas ocasiones en el desarrollo de la partida.

Nos seremos los únicos que viajamos por el escenario, también lo harán los NPCs y nos podemos ver envueltos en una batalla. Está claramente inspirado en los juegos de mesa por lo que resolveremos los conflictos con… bueno, dados. Las caras del dado no están enumeradas del 1 al 6, sino que hay un ataque, una defensa, un sol, una luna… no voy a explicar en qué consiste con mucho detalle pero, resumidamente, los dados suman puntos de ataque o defensa dependiendo de su resultado. Si nuestro ataque es mayor que la defensa del enemigo, le infligiremos daño (y viceversa).

Pasamos turno y, con ello, medio ciclo del día. Es decir, que si era de día cuando jugamos, la próxima vez será de noche –y viceversa-. Esto es más que un adorno en el clásico y comercial sandboxQue sea un momento del día u otro tiene el propósito de otorgarte ventaja y desventaja ¿cómo? Armello está protagonizado por animales por los que habrá algunos que reciban bonificaciones durante la noche (como el sigilo del lobo) y otros con la luz diurna, aparte de que hay cartas que nos compensará más utilizarlas en un momento del ciclo.

Al comienzo del siguiente turno, el rey pierde un punto de vida y aprueba una ley que nos beneficiará o perjudicará: dependiendo de nuestra situación. Con este detalle, la partida se convierte en una carrera contrarreloj hacia la victoria y el destino de un personaje puede torcerse en cualquier momento.

Todo son aciertos en Armello

He leído quejas por reviews y comentarios sobre que el juego es imprevisible y aleatorio y… es cierto a medias. El ranking de la partida puede cambiar en cualquier momento, pero creo que aquí es donde reside la gracia de un juego (de mesa). Podría poner un ejemplo de nicho, pero prefiero explicarlo con el Monopoly. Consiste, a grosso modo, en acumular la mayor cantidad de edificios posibles para arruinar al resto de jugadores. Hay una carta la cual te penaliza quitándote dinero por cada casa y hotel que tengas construido. La intención de esto es mantener a los jugadores dentro de la partida el mayor tiempo posible, ya que la suerte puede truncarse en cualquier momento. Lo que en el turno 5, poseer eso era tu mayor baza, en el turno 6 puede transformarse en tu perdición.

Armello

En Armello tampoco falta el contacto cercano con el enemigo.

Poblar todo esto de animalitos podría haber sido pura fachada, pero va mucho más allá y lo comenzamos a ver en el ciclo de día y noche. Al igual que obras como Blacksad de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido, que utiliza los animales para establecer conflictos entre sus personajes así como su personalidad, en Armello pasa pero más bien a un nivel jugable. El oso polar es muy poderoso, en cambio la rata es una buena elección si nos gusta el mazo de “engaños” para sabotear la partida.

League of Geeks se sirve de las personalidades dadas a los animales en las fábulas tradicionales pero también de sus características naturales y propias para darles atributos y equilibrar la partida como si de una cadena alimenticia se tratara.

ArmelloPor circunstancias de viaje, he tenido que jugarlo en un portátil no muy puntero que digamos. No ha importado, porque por más bajos que estén los gráficos el juego luce fantásticamente. El equipo de League of Geeks podría igualmente haber ilustrado un libro infantil/juvenil. Armello es constantemente efectista: hagas lo que hagas, te toparás con una animación. Un pergamino que se despliega, una carta que arde al descartarse, una casilla que parpadea… Hasta los momentos que deberían de ser más aburridos como los tiempos de carga (al pasar turno) puedes acelerarlos y te informan de los movimientos y novedades del turno. Los creadores realmente han puesto amor a este proyecto, ¡por favor! ¡Hasta las animaciones de las cartas están firmadas por su autor!

Es muy fácil acabar harto de una banda sonora en un juego de estrategia debido a la cantidad absurda de horas que se pueden llegar a invertir pero… Armello mezcla sus 19 canciones originales y la introduce cuando debe con maestría. Dije que la parte gráfica era efectista, pero también lo es la sonora. Junto a ese pergamino que se despliega o esa carta que se prende fuego hay un efecto de sonido cuya intención es, una vez más, hacer más llamativo al juego.

Imprescindible en cuanto a juegos de estrategia

Comenzar un juego de estrategia me suele provocar cierto rechazo, puesto que la cantidad de horas que se invierte en el título hasta que se juega cómodamente suele ser bastante grande. También pasará con Armello, pero ese período de adaptación es mínimo. Para mí es un imprescindible en cuanto a juegos de estrategia, tanto si eres un experimentado como si en tu vida has tocado uno. League of Geeks es capaz de hacer sentir cómodos tanto al jugador novato como al amateur.

4+